Bulimia nerviosa: causas, síntomas y tratamiento recomendado

La obsesión por un cuerpo perfecto, aunque ha visto de muchos distorsionado, genera comportamientos y trastornos alimenticios como la bulimia nerviosa

0
Bulimia nerviosa

Atracones de comidas o pérdida de control de la alimentación, seguido de vómitos es el secreto de los episodios de bulimia. Se trata de un trastorno de la alimentación que consiste en la ingesta abundante de comida para luego expulsarla mediante el vómito. Se trata de una forma (errónea) de deshacerse de las calorías adicionales ingeridas de forma no saludable.

El objetivo, en definitiva, es no aumentar de peso. Por ello, varios científicos han asociado la adicción al ejercicio con trastornos de la alimentación. La forma más habitual de deshacerse de esas calorías que sobran según la percepción de la persona es mediante la inducción al vómito. Sin embargo, otras muchas personas recurren a métodos alternativos como el uso de laxantes de manera inapropiada, el uso de suplementos o diuréticos, etc.

El ayuno también es un hábito que se ha puesto de moda y que ha fomentado este trastorno, puesto que se produce un ayuno intermitente durante 16 horas y durante las otras 8 restantes del día se ingieren alimentos para luego expulsarlos. Se produce así un ansia por la comida.  También, adoptar una dieta estricta y volverse adicto al ejercicio pueden generar esos episodios de bulimia nerviosa.

¿Qué causa la bulimia nerviosa?

Hoy en día existe un estereotipo fijado de cuerpo que hace que, sobre todo, muchas mujeres quieran asemejarse. Curvas perfectas, vientre plano, etc. Probablemente, una de las causas principales de la bulimia nerviosa será no estar a gusto con uno mismo y con el propio cuerpo. Esto viene generado por los estereotipos creados alrededor.

Por otro lado, juzgarse continuamente o que una persona externa te juzgue, es otra de las causas más frecuentes que animan a las personas a comenzar a ser bulímicas. Comienzas a ver el cuerpo deformado y distorsionado, lo que te incita a intentar “arreglarlo” controlando la ingesta calórica.

Se trata de un trastorno difícil de superar, a pesar de que la causa esté identificada ya que se trata de un problema ocasionado por no sentirse bien con uno mismo. Esa distorsión del cuerpo no termina hasta que no se abren bien los ojos y te apoyas en un especialista para superar el problema.

¿Cómo identificar los síntomas de la bulimia?

Comportamientos extraños en personas del círculo cercano harán saltar las alarmas, sobre todo si se trata de la alimentación. A continuación, os dejamos una serie de signos o síntomas que te harán identificar si alguna persona cercana puede estar comenzando a sufrir bulimia nerviosa:

  • La adicción repentina al ejercicio con el objetivo de bajar de peso
  • Excesiva preocupación por el cuerpo
  • Tendencia a mirarse continuamente en espejos y reflejos. En cualquier situación, ya sea en el hogar o en el exterior.
  • Miedo a aumentar de peso
  • Cambio de hábitos de alimentación. Se incrementa la ingesta de alimentos en un periodo corto de tiempo.
  • Forzar el vómito, usar laxantes o diuréticos
  • El ayuno o ayuno intermitente para evitar el consumo de calorías
  • Usar suplementos para sentirse saciado y así deshacerse de las calorías

En cualquier caso, las personas con bulimia no lo van a reconocer, por lo que hay que estar pendientes para identificar la frecuencia de sus hábitos y así poder contactar con un especialista. La bulimia es un trastorno considerado un problema de salud como la anorexia nerviosa y por ello requiere de mucha paciencia para que una persona con anorexia o bulimia reconozca su situación.

Tratamiento para la bulimia nerviosa

Al tratarse de un trastorno relacionado con un problema psicológico, el mejor tratamiento es acudir a un especialista y consultar con el médico. Buscar atención médica es el mejor tratamiento.

Además, recurrir a un médico de salud mental puede favorecer el comenzar a aceptar el cuerpo y eliminar esa distorsión. Si no se quiere recurrir a un especialista, hablar con una persona conocida y cercana o con grupos de apoyo puede ayudar a adoptar las primeras medidas o pasos para superar los episodios de bulimia nerviosa.

Sentir que alguien se preocupa por ti es un primer paso que puede ayudar a los bulímicos a abrir los ojos y a cuidarse mejor. Al igual que no se puede obligar a nadie a buscar atención profesional, si se les puede apoyar y animar para que comiencen a cuidarse más detenidamente y así superen esa etapa y ese trastorno de la conducta por la imagen corporal. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here