¿Cuáles son los principales métodos anticonceptivos que existen?

0
Métodos anticonceptivos más eficaces
Fuente de la imagen: Freepik

Actualmente, existe una gran variedad de métodos anticonceptivos. Aunque, tal y como nos informan desde la Organización Mundial de la Salud, el preservativo es el único método que evita el embarazo y la transmisión de enfermedades sexuales, incluyendo el VIH.

En este artículo vamos a descubrirte cuáles son los principales métodos anticonceptivos que existen para que, así, los conozcas mejor.

Métodos que protegen ante embarazos no deseados y ETS

La elección de un método u otro dependerá de cada caso, si bien hay que prestar atención a su eficacia que varía de uno a otro. Según señala el Ministerio de Sanidad, su efectividad puede ser muy alta (más del 97%), media (entre un 75 y un 89%) y baja (menos del 75%). Por eso, es importante analizar la eficacia y riesgos de los métodos anticonceptivos antes de tomar la mejor decisión.


Desde aquí vamos a resumir los tipos de métodos anticonceptivos que existen. No obstante, si tienes alguna duda, te aconsejamos que acudas a tu Centro de Salud y al Centro Social del lugar donde residas para informarte mejor.

Preservativo o condón. Los preservativos son métodos anticonceptivos para hombres que cuentan con una funda de látex o similar que debe colocarse en el pene cuando se encuentre erecto, justo antes de que tenga lugar la penetración. Este sistema, que puede comprarse fácilmente en diferentes establecimientos, frena el paso de los espermatozoides y, además, protege de las enfermedades de transmisión sexual.


Preservativo femenino. Dentro de los métodos anticonceptivos para mujeres se encuentra este consistente en una funda transparente con varios anillos flexibles, que permiten su colocación en la vagina y cubrir los genitales externos de la mujer. Tal y como sucede en el caso del preservativo masculino, protege ante embarazos no deseados y de infecciones de transmisión sexual. Es perfecto para las personas que son alérgicas al látex, más resistente que el condón masculino y puede emplearse con lubricantes a base de agua o aceite.


Doble protección. Se basa en el uso de dos métodos para obtener una eficacia muy elevada. La mujer empleará la píldora para evitar quedarse en estado y el hombre empleará el preservativo para que ambos puedan protegerse de las ITS.


Diafragma. El diafragma, junto con el preservativo, es uno de los métodos anticonceptivos de barrera existentes, aunque es reutilizable y solo lo puede utilizar la mujer. Se trata de una especie de caperuza colocada dentro de la vagina que impide que los espermatozoides lleguen al útero.


Capuchón cervical. Se trata de un método más actual que el anterior, solo que es de un solo uso. Su misión también es recubrir el cuello uterino para frenar el paso de los espermatozoides. Este método es efectivo para no quedarse embarazada, pero únicamente protege de las ITS de forma parcial. El capuchón cervical y el diafragma deben ser utilizados con espermicidas.


Anillo vaginal. Se introduce dentro de la vagina como si se tratara de un tampón. Tal y como sucede con la píldora, contiene hormonas que se liberan para ser absorbidas por la mucosa vaginal.


Píldora combinada y de gestágeno. Existen diferentes tipos de píldora, aunque ambas deben tomarse siempre a la misma hora, todos los días, impidiendo así la ovulación. Una vez recetado, no requiere de un control sanitario.


Parche cutáneo. Este parche se coloca en la piel. Tal y como sucede con otros métodos, su efectividad radica en la liberación de hormonas que son absorbidas. Es importante no colocarlo en las mamas y evitar el contacto con cremas hidratantes para que no se despegue.


Implante subdérmico. También libera una hormona, aunque en este caso se trata de varillas colocadas dentro de la piel. Su duración es de 3 a 5 años.


Anticonceptivo hormonal inyectable. Este método tiene periodicidad trimestral, donde se administra una sola hormona.


Dispositivo intrauterino (DIU). Está clasificado en el grupo de métodos anticonceptivos no hormonales y posee una eficacia bastante alta, aunque no protege de las ITS. Consiste en un objeto en forma de T que debe ser colocado en el interior del útero por un profesional de la salud. Su duración es de 5 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here