Síndrome del Cascanueces: qué es, síntomas y tratamiento

Esta enfermedad rara se caracteriza por la compresión de la vena renal izquierda provocando hematuria

0
Síndrome del Cascanueces

El síndrome del Cascanueces o, como también es conocido, síndrome de Nutcracker, es una enfermedad rara que afecta a los riñones. La vena renal izquierda es comprimida entre la aorta abdominal y la arteria mesentérica superior. Se genera así un aumento de la presión entre la vena renal izquierda (VRI) y la vena cava inferior.

Esta compresión que caracteriza al Síndrome del Cascanueces termina produciendo la ruptura de los septos entre las venas produciendo lo que se conoce como hematuria renal. En otras palabras, se provoca un sangrado renal que es advertido a través de la orina.

Síntomas del Síndrome del Cascanueces

El Síndrome del Cascanueces se puede producir a cualquier edad, pero la mayoría de los pacientes que presentan síntomas son diagnosticados entre la segunda y tercera década de la vida. Esta enfermedad afecta más a las mujeres que a los hombres habiéndose registrado la mayor parte de los casos en el Extremo Oriente.

Muchas veces, el Síndrome del Cascanueces no presenta síntomas, pero en otras ocasiones, el paciente puede tener síntomas que varían desde una simple hematuria microscópica hasta una severa congestión pélvica. Estos son algunos de los más comunes:

  • Hematuria macroscópica o microscopia unilateral. Este síntoma consiste en la aparición de sangre en la orina, ya sea visible a simple visto o a través del microscopio.
  • Varices en las piernas que se forman por la presión que se ejerce sobre la vena.
  • Dolor en la fosa renal izquierda y dolor abdominal.
  • Varicocele, es decir, la aparición de varices en el escroto o en el cordón espermático en el caso de los hombres y varices pélvicas en el caso de las mujeres.

Además de estos síntomas, existen otros de corte ginecológico que nos hacen sospechar de la posibilidad de padecer el Síndrome del Cascanueces. Algunos de ellos son:

  • Dismenorrea
  • Dolor después de las relaciones sexuales
  • Dolor en el abdomen bajo
  • Varices pélvicas
  • Trastornos emocionales

Diagnóstico y tratamiento del Síndrome del Cascanueces

Para diagnosticar esta enfermedad rara, el especialista deberá hacer una historia clínica detallada del paciente con el objetico de detectar el Síndrome del Cascanueces. El paciente se someterá a pruebas que van desde una ecografía doppler, una tomografía computerizada (TC) del abdomen con contraste, una cistoscopia y una urografía intravenosa hasta una cistourétero-renoscopia, una manometría de la VRI, una angiorresonancia o una flebografía.

Lo primero que se hace es descartar otras patologías que producen síntomas como la hematuria. Una vez realizado el diagnóstico correcto y detectado el Síndrome del Cascanueces, el paciente deberá someterse a un tratamiento en función de la gravedad de los síntomas.

En el caso de síntomas leve se iniciará un tratamiento más conservador con fármacos que combatirán la hematuria. Si se presenta un cuadro clínico más grave, en muchos casos se necesitará un trasplante de riñón o la transposición de la vena renal izquierda o la transposición de la arteria mesentérica superior, la nefrectomía, la realización de un bypass en la vena renal izquierda o la colocación de un stent endovascular.

En cualquier caso, siempre se deberá realizar un seguimiento de la evolución del Síndrome del Cascanueces para conseguir una rápida y pronta recuperación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here