Receta médica de ibuprofeno y paracetamol: ¿cuándo es necesaria y por qué?

La práctica extendida de dispensar sin receta médica fármacos como ibuprofeno de 600 mg. o paracetamol de un gramo, vulneraba la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos. Sin embargo, es posible obtener estos medicamentos sin receta si se compran en versiones más suaves.

Receta médica

Medicamentos como el ibuprofeno o el paracetamol no suelen faltar en el botiquín de cualquier hogar. Cuando aparece el molesto dolor de cabeza o esa sensación de malestar general, son de los más socorridos para poder eliminarlos y seguir adelante con nuestro día a día.  Lo que muchos pacientes no saben es que las presentaciones más comunes de estos fármacos, la de 600 mg para ibuprofeno y 1 gramo para paracetamol, no pueden dispensarse en las farmacias sin receta médica.

Como apuntábamos en nuestro artículo sobre medicamentos sin receta, vender estos fármacos sin la prescripción de un médico ha sido una práctica muy extendida en las farmacias. Sin embargo, este hábito vulneraba la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos, que obliga a pedir receta médica para dispensar cualquier medicamento que la requiera, entre ellos el ibuprofeno de 600 miligramos, el paracetamol de un gramo y otros fármacos como el omeprazol, jarabes o antihistamínicos. 

Esta práctica será mucho más difícil de llevar a cabo con la entrada en vigor del Sistema Español de Verificación del Medicamento, que evitará cualquier tipo de manipulación mediante una pegatina y un código QR que se colocará en todos los envases. Gracias a esta medida, los fármacos quedarán sometidos a un control más estricto para su venta, donde se vigilará, entre otras cosas, si han sido dispensados con o sin receta médica.

Además, los farmacéuticos que se arriesguen a saltarse esta norma, se arriesgarán a sanciones de entre 3.000 y 6.000 euros.

Campañas de concienciación para que se dispensen los fármacos con receta médica.

Ante la situación de desconcierto por estas malas prácticas que se han llevado a cabo hasta hace poco, varios colegios oficiales de farmacéuticos han lanzado campañas de concienciación para que se cumpla la ley y se dispensen con receta médica, siempre que sea necesaria, especialmente en los casos de principios activos como ibuprofeno, paracetamol u omeprazol.  

Como advierte el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof), por muy familiar que nos resulte su consumo, no dejan de ser fármacos que pueden tener contraindicaciones y efectos secundarios no deseados, aunque sean menores.  

También la Agencia Española del Medicamento advirtió que se estaba produciendo, por parte de los pacientes, un traslado del uso del paracetamol de 650 mg. al de un gramo. Por este motivo realizó una revisión de los casos en los que sería necesaria una receta médica para este fármaco, según su indicación, ya que, como ellos mismos afirman “en función de ésta un analgésico puede utilizarse para procesos dolorosos como una jaqueca o para la artrosis, en cuyo caso se requiere de un seguimiento médico. La necesidad de receta no va tanto por el riesgo de toxicidad del fármaco como con esta necesidad de seguimiento de la patología que trata”.

Casos en los que ibuprofeno, paracetamol u omeprazol pueden dispensarse sin receta médica.

Sin embargo, estas nuevas medidas no significan que ya no sea posible adquirir estos fármacos sin necesidad de acudir a un médico que los prescriba. Conviene recordar que la mala práctica estaba en dispensar las versiones de ibuprofeno de 600 mg. y paracetamol de un gramo sin pedir receta. Pero existen otras presentaciones en las que sí se pueden comprar sin problema en las farmacias.

En el caso de ibuprofeno las cajas de 550 y 400 miligramos no necesitan receta médica. El paracetamol es un caso más complicado porque cuando está indicado para jaquecas puede obtenerse sin prescripción, por eso puede obtenerse la caja de un gramo si contiene menos de 10 comprimidos, o cualquier caja de 600 mg. En el caso de omeprazol, se puede comprar sin receta si la caja es de 20 mg.

En cualquier caso, incluso en estas situaciones es recomendable haber acudido al médico antes que a la farmacia. Como recordaba el Cgcof en su campaña, no es bueno automedicarse pues  las pastillas pueden provocar efectos no deseados que un profesional sanitario te ayudaría a evitar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here