Intolerancia a la lactosa: causas, síntomas y alimentos permitidos

síntomas-de-intolerancia-a-la-lactosa

En los últimos años, la intolerancia a la lactosa se ha convertido en un problema digestivo mucho más común de lo que pensábamos.

Cada vez, es más habitual que en nuestro entorno convivamos con personas con problemas de salud ocasionados por este trastorno. Pero, ¿qué es la intolerancia a la lactosa? ¿Cómo podemos saber si somos intolerantes? Te lo contamos a continuación.

¿Por qué se produce la intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa es un trastorno que se presenta cuando el organismo es incapaz de producir una cantidad suficiente de la enzima lactasa, por lo que se produce una deficiencia de la misma.

La lactasa es la encargada de descomponer la lactosa en dos azúcares más pequeños, identificados como glucosa y galactosa, cuando llegan al intestino delgado. Esta falta de lactosa provoca que nuestro cuerpo sea incapaz de descomponer adecuadamente la lactosa, por lo que al llegar al colon, las bacterias la fermetan y se generan gases, ocasionando síntomas de intolerancia.

Principales síntomas

Los síntomas que aparecen por la intolerancia a la lactosa varían en función del organismo de cada persona y del tipo de lácteo que se haya ingerido. Además, una persona puede presentar varios síntomas de forma simultánea.

Los síntomas más comunes son:

  • Hinchazón abdominal
  • Diarrea
  • Gases
  • Distensión y dolor abdominal
  • Borgorigmos (sonidos abdominales)
  • Pérdida de peso
  • Estreñimiento, debido a disminución de la motilidad del intestino
  • Náuseas

Sin embargo, en algunos individuos, la intolerancia a la lactosa puede provocar otra serie de síntomas como cefalea, nerviosismo, sequedad en las mucosas o reacciones alérgicas. Estos síntomas son los conocidos como sistémicos.

En ocasiones, los síntomas propios de este trastorno pueden ser confundidos con los que producen otras afecciones digestivas como la enfermedad del Crohn, la celiaquía o la intolerancia a la proteína de la leche. Por ello, el diagnóstico precoz es clave para identificar de qué se trata y establecer un tratamiento adecuado.

La prueba utilizada para detectar la intolerancia a la lactosa es la de hidrógeno espirado, conocida también como la prueba del aliento con hidrógeno.

¿Qué alimentos puedo tomar si soy intolerante a la lactosa?

Actualmente, no existe todavía ningún tratamiento que aumente la habilidad de nuestro cuerpo para producir lactasa, por lo que si se sufre intolerancia a la lactosa, el único remedio será saber identificar qué alimentos se pueden tomar y cuáles deben ser suprimidos de la dieta.

Alimentos permitidos:

• Todas las frutas, verduras y hortalizas.

• Frutos secos: Almendras, nueces, avellanas, pistachos…, además, éstos son muy ricos en calcio, lo que hace de ellos un alimento muy recomendable para las personas intolerantes a la lactosa. 

• Legumbres, cereales, tubérculos: todos a excepción de sopas y purés que estén elaborados o enriquecidos con leche u otros lácteos. También están permitidas las galletas y magdalenas que no contengan lactosa. Sin embargo, se deberá evitar el pan de molde.

• Carnes, pescados y huevos: Mejor optar por variedades semigrasas. También se pueden tomar fiambres magros y jamón serrano. Entre los alimento no permitidos encontramos los de charcutería como el jamón de york, el chorizo, el salchichón o las salchichas comerciales, entre otros.

• Alimentos dulces: jarabes, azúcar, mermeladas, chocolate puro, horchata natural y polos de hielo. Se deben excluir los productos de bollería, galletas, dulces de leche, crepes, repostería rellena, bizcochos o chocolate con leche.

• Bebidas: aguas, caldos, infusiones y zumos naturales. Se deberán evitar las bebidas alcohólicas, y en caso contrario, mejor optar por bebidas de baja graduación como la cerveza, el vino o la sidra, u otros como los refrescos, el café o el descafeinado.  

• Grasas: aceites de oliva y semillas (maíz, girasol, soja), mantequillas y margarinas que sean 100% vegetales, muy importante.

• Leches y sustitutos:leche sin lactosa, leche de soja y productos derivados de ella (tofu y algunos postres). Respecto a la mantequilla, dado que cada fabricante sigue una receta en su elaboración, lo más adecuado será buscar en el supermercado una mantequilla en la que se especifique que es sin lactosa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here