El desorden de las comidas se relaciona con la obesidad

Horarios de comida

Después de llevar toda la semana trabajando y “cuidándonos”, llega el fin de semana y nos olvidamos de la dieta y la vida sana. La irregularidad de las comidas durante el fin de semana es lo que se conoce como “eating jet lag” y está muy relacionado con la obesidad, según un estudio realizado por la Universidad de Barcelona.

Este estudio se ha llevado a cabo entre 1106 jóvenes de entre 18 y 20 años entre España y México, y consistía en medir el índice de masa corporal y su variación durante los fines de semana. Se ha comprobado que las personas que no siguen los horarios de comida de la semana, aumentan un 1,3 en el índice de masa corporal. El mayor impacto se produce cuando hay una diferencia horaria de 3,5 horas.

Una de las principales causas es la alteración del metabolismo de la glucosa, que se asimila mucho más lento cuando no se respeta el horario de las comidas.

Importancia de seguir unos horarios de comida

Normalmente, durante el año se adquiere una rutina general, que también incluye unos horarios estrictos de comida. Se recomienda comer 5 veces al día, 3 fuertes y 2 tentempiés, uno a media mañana y otro por la tarde.

Lo más importante de tener unos horarios de comida es mantener el metabolismo en perfecto estado y activo al cien por cien. Esto ayuda a prevenir diferentes enfermedades como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, etc. Una irregularidad en los horarios de comida, y descontrol en ellos también lleva a un aumento de grasa corporal y con ello a la obesidad.

Según la profesora del Departamento de Bioquímica y Fisiología de la UB (Universidad de Barcelona): «nuestro reloj biológico es como una máquina y como tal está preparado para desencadenar la misma respuesta fisiológica o metabólica a la misma hora del día, todos los días de la semana».

Una de las claves para evitar la obesidad es continuar con el control de horarios y comidas también los fines de semana.

Además de esto, también es muy importante realizar actividad física en nuestra rutina diaria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here