¿Hemos cambiado nuestros hábitos alimentarios tras el confinamiento por el COVID-19?

alimentación-y-confinamiento

Según los datos de consumo en el hogar de los españoles aportado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, los españoles han cambiado sustancialmente sus hábitos de compra de alimentos y bebidas durante el confinamiento.

Los datos, han concluido que se ha producido una mejora en el consumo de productos frescos y se ha aumentado la compra de alimentos que estaban por debajo de las recomendaciones, como en el caso del pescado, legumbres, frutas y verduras.

Luján Soler, decana del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de la Comunidad de Madrid CODINMA afirma “el incremento del consumo de alimentos de la Dieta Mediterránea es una buena noticia, nuestro objetivo ahora es que estos hábitos que se han establecido durante los meses de confinamiento se mantengan en el tiempo. Esto ayudará a mejorar la salud de todos los ciudadanos”.

El estudio

En los datos ofrecidos por el Ministerio se ha observado un aumento medio de carnes y derivados (28%), pescado y conservas de pescado (14%), legumbres (57%), frutas (25%), hortalizas y patatas (36%), leche y derivados (21%), huevos (43%), arroz (45%) y pasta (38%). También se ha observado un aumento medio del consumo de aceites de un 30% y, en el caso del aceite de oliva, este aumento fue del 27%.

Sin embargo, destaca un incremento de un 29% del consumo de platos preparados, cerveza (54%), vino (39%), bebidas espirituosas (69%) y refrescos (20%), esto último debido, posiblemente al cierre del sector de la hostelería.

Desde CODINMA quieren resaltar que es fundamental, y más durante los meses con menor actividad, que hay que mantener los consumos recomendados de cada uno de los grupos de alimentos para mantener un estado de salud correcto.

Recomendaciones generales

  • Consumir de 2 a 3 raciones de verduras al día.
  • Incluir en la dieta 3-4 piezas de fruta al día.
  • En cuanto a los lácteos, habría que incorporar 2-3 raciones diarias.
  • Los cereales, arroz, pasta, patatas deberían estar presentes en 1 o 2 raciones diarias.
  • Utilizar preferentemente aceite de oliva, tanto en tus preparaciones culinarias como para el consumo en crudo. Otras opciones interesantes son los aceites vegetales, como el aceite de girasol o de linaza.
  • En consumo semanal, habría que incluir de 2 a 4 huevos a la semana y 2-4 raciones de legumbres y las carnes magras, pescados y mariscos: 3-4 raciones semanales.
  • No hay que olvidar la hidratación, en la que la bebida de elección debe ser agua: entre 2 y 2’5 litros diarios.

Todas estas recomendaciones se deben adaptar a las condiciones de cada persona tanto por edad como por sexo e intensidad de actividad física regular, fundamental para el mantenimiento de un estilo de vida saludable.

Por último, destacar la relevancia de consumir productos tradicionales, locales, de temporada y sostenibles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here