Cómo seguir obteniendo vitamina D durante el confinamiento

La vitamina D es ya de por sí una de las que más carencia tenemos en condiciones normales.  Si a esto le sumamos el actual estado de confinamiento, el problema se multiplica ya que esta vitamina se sintetiza en gran parte a través de la exposición de nuestra piel al sol.

¿Cuáles son las funciones de la vitamina D?

La vitamina D es clave tanto para la salud de nuestro sistema inmunológico como la de nuestros huesos. Con su ayuda, nuestro cuerpo absorbe mejor el calcio presente en los alimentos. De esta forma, dado que se trata de un mineral clave para el fortalecimiento de nuestros huesos, aquellas personas con falta de esta vitamina pueden sufrir problemas de fragilidad en los huesos.

Además, la vitamina D resulta de vital importancia en el movimiento muscular y el funcionamiento de los sistemas nervioso e inmunitario. Esto la convierte en un tipo de vitamina relevante a la hora de prevenir enfermedades infecciosas, algo preocupante ahora con la crisis del Covid-19. Existen estudios que muestran un mayor riesgo de neumonía en pacientes con poca vitamina D. Incluso se ha observado que aquellos que han ingresado con neumonía en el hospital y les ha sido administrada la vitamina, han recibido antes el alta.

¿Significa esto que la vitamina D puede ayudarnos contra el coronavirus? En cierto modo sí, pero conviene ser cautos dado que hoy en día no existen estudios que describan sus valores en pacientes infectados por el Covid-19 y no hay evidencia disponible para afirmarlo con rotundidad. Sin embargo, cuidar los niveles correctos de esta vitamina siempre será bueno para nuestra salud y puede ser un gran aliado.

¿Cómo obtengo vitamina D durante el confinamiento?

No poder salir a la calle y tomar un poco el sol es una dificultad pero no puede servir de excusa. Si se hace bien, cualquier ventana de nuestra casa puede valer.

Tomar el sol en la ventana bien abierta durante 15 minutos diarios teniendo la cara, cuello, manos y brazos destapados ya es una buena inyección de vitamina D. Aquí se debe matizar que en función del tipo de piel que tengamos variará el tiempo de exposición recomendable al sol. Otros factores que se deben tener en cuenta son, la hora del día a la que se tome el sol (no es lo mismo a as 12am que a las 18h). En cualquier caso, siempre es recomendable llevar algo de protección solar.Otra forma de obtener vitamina D es a través de la dieta. Aunque entre el 80 y el 90% de esta vitamina proviene de síntesis cutánea, los lácteos, la yema del huevo o el pescado azul también la contienen y nos ayudarán a obtenerla. Eso sí, debemos tener cuidado con la forma de cocinarlos. Es preferible cocer a freír, ya que esta segunda opción puede hacer desaparecer el 50% de la vitamina D.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here