Sudores nocturnos: causas y cómo remediarlo

0
Sudores nocturnos
Freepik

¿Alguna vez te has despertado en mitad de la noche con la ropa de dormir o las sábanas empapadas? O ¿te has visto obligado a ducharte para conciliar el sueño? La sudoración excesiva, también denominada hiperhidrosis (sudoración excesiva localizada), es una situación que se puede manifestar tanto de día como de noche y suele ser más habitual de lo que pensamos. Según un estudio de la Universidad de Oklahoma en Estados Unidos, el 34% de la población adulta, tanto hombres y mujeres, padece de sudoración excesiva.

La sudoración excesiva o hiperhidrosis por la noche puede estar asociada a múltiples causas, que en la mayoría de los casos no suelen ser graves. En algunas ocasiones, la sudoración suele estar asociada con la menopausia, el estrés o la ansiedad; en otras, con el consumo de fármacos para tratar la depresión, diabetes y para el bloqueo hormonal durante el tratamiento del cáncer., También es frecuente que el sudor excesivo sea un reflejo de dormir con mucha ropa de abrigo a temperaturas elevadas o por consumir determinados alimentos antes de ir a dormir, pero ¿cuándo debemos preocuparnos? o ¿cuándo debemos acudir a un especialista?

Es necesario considerar que si la sudoración se vuelve muy frecuente, en exceso y además aparecen otros síntomas como fiebre, diarrea, pérdida de peso y dolor muscular, podemos estar ante la presencia de alguna enfermedad. Es por ello que, a continuación, te indicamos cuáles son las principales enfermedades que pueden provocar el aumento de sudoración por las noches y qué hacer para remediarlo.

¿Cuáles son las principales enfermedades que pueden aumentar la sudoración?

Existen varias enfermedades que pueden producir sudoración excesiva tanto diurna como nocturna:

  • Enfermedades infecciosas agudas como tifoidea o salmonelosis
  • Trastornos de ansiedad
  • Enfermedades tumorales como leucemias, cáncer renales o hepáticos y los linfomas
  • Enfermedades digestivas como reflujo gastroesofágico
  • Trastornos de sueño como el síndrome de apnea del sueño
  • Hipertiroidismo
  • Infecciones óseas como osteomelitis
  • Tuberculosis
  • Hipertiroidismo
  • Diabetes
  • Accidentes cardiovasculares
  • Síndrome carcinoide
  • Trastorno en la médula ósea como mielofibrosis
  • Siringmielia (un quiste con líquido en la médula espinal)
  • VHI/Sida
  • Drogadicción

¿Qué hacer para remediar la sudoración nocturna?

Es importante destacar que si se presentan sudoraciones excesivas y frecuentes es recomendable que acuda a una revisión con su médico de atención primaria para obtener un diagnóstico y un correcto tratamiento para remediar este síntoma.

Y en caso de que su médico haya descartado cualquier problema grave, le recomendamos seguir estas indicaciones para evitar los sudores nocturnos y conciliar mejor el sueño:

  • Evitar consumir alimentos picantes o especiados antes de ir a dormir
  • Disminuir el consumo de tabaco, alcohol o cafeína
  • Evitar utilizar mucha ropa o muy abrigada para dormir
  • Controlar la temperatura del dormitorio
  • Realizar cambios en sus hábitos y estilo de vida para reducir el estrés.

El sudor es importante para equilibrar la temperatura del cuerpo, pero si interrumpe su sueño de manera frecuente, acuda con su médico de cabecera para descartar cualquier enfermedad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here