¿Qué son las varices y por qué se producen?

varices-por-qué-aparecen

Las varices son un problema de salud muy común entre la población y que, ahora, con la llegada del verano, son además una de las eternas preocupaciones estéticas, sobre todo, en las mujeres.

No obstante, a pesar de que está muy extendida la creencia de que las varices afectan principalmente a las mujeres, este problema puede ser muy similar también en los hombres, aunque sean ellas las que más acudan a su médico por la aparición de las mismas. Pero, ¿qué son realmente las varices y por qué aparecen?

¿Qué son las varices?

Las varices, también conocidas como insuficiencia venosa crónica, son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre debido a la debilidad, a menudo heredada, en las paredes y válvulas de las venas superficiales, por el sedentarismo o por una mala alimentación.

Esta debilidad provoca que las venas se ensanchen y se dilaten, de manera que la sangre se acumula fácilmente cuando una persona permanece de pie durante mucho tiempo.

Aunque este problema puede presentarse tanto en hombres como en mujeres de cualquier edad, la aparición de varices suele ser más común en edades más avanzadas. Normalmente se da en las venas de las piernas, aunque también puede afectar a otras zonas como el esófago, la región anal o los testículos, en el caso de los hombres.

Los síntomas más comunes suelen ser dolor, cansancio, pesadez de piernas, la aparición de edemas o la aparición de varices con venas visibles.

Principales causas

Son muchos los factores que pueden provocar la aparición de varices, sin embargo, existen tres principales:

  • Válvulas congénitamente defectuosas. Las válvulas son las responsables de hacer circular la sangre hasta nuestro corazón, por lo que si no funcionan correctamente, la sangre se acumula en la vena provocando su hinchazón.
  • Tromboflebitis. Muy parecido al caso anterior, salvo que aquí son trombos, o lo que es lo mismo, coágulos, los que dificultan la circulación. Esta situación puede darse, por ejemplo, tras prolongados periodos de reposo en la cama, el sofá…
  • Embarazo. En el caso de las mujeres, existen varices que aparecen durante el período de gestación. Aunque la mayoría tienden a desaparecer entre dos y tres semanas después del parto.

¿Se puede prevenir su aparición?

Actualmente, no existe ninguna medida eficaz y demostrada que ayude a prevenir la aparición de las varices.

Sin embargo, la adopción de un estilo de vida saludable, realizar ejercicio físico, evitar el sobrepeso, la obesidad, la vida sedentaria, así como la hidratación de la piel o usar ropa demasiado ceñida (pantalones excesivamente ajustados) contribuyen a que, si una persona tiene riesgo de desarrollar varices, éstas estén más controladas.

Tratamiento

En primer lugar, existe un tratamiento farmacológico de las varices. Éste está enfocado en aliviar los síntomas y evitar que el trastorno no se complique más. Algunos medicamentos venotónicos que se administran por vía oral suelen ser eficaces.

Por otro lado, encontramos plantas medicinales con propiedades venotónicas. Este tipo de plantas también pueden ser una opción terapéutica a tener en cuenta. Las más eficaces son castaño de Indias, ruscus, vid roja, ginkgo biloba y hamamelis. Al igual que los fármacos, se suelen administrar por vía oral o, por el contrario, aplicarse en forma de geles y cremas con efecto frío.

Asimismo, los expertos recomiendan:

  • Utilizar medias de compresión que ayuden mecánicamente a impulsar la sangre desde los capilares hasta el corazón, impidiendo que se produzcan estiramientos o heridas. A pesar de la incomodidad que puedan suponer, su uso está especialmente indicado en los meses de verano, ya que con temperaturas superiores a los 25 grados existe riesgo de empeoramiento de los trastornos asociados al retorno venoso.
  • Evitar exponerse al sol durante largas horas, sin movimiento, sobre todo, durante las horas de máximo calor, ya que esto produce un efecto vasodilatador intenso y prolongado.
  • Duchas de agua fría en las piernas.
  • No permanecer de pie durante tiempos prolongados.
  • Evitar la vida sedentaria.
  • Utilización de un zapato cómodo, evitando tanto tacones demasiado altos como calzado excesivamente plano.

Otras de las opciones para eliminar las varices desde su origen de forma definitiva es la cirugía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here